Articles

Un solo viaje con drogas psicodélicas puede cambiar tu personalidad durante años

Así que decidiste «encenderte, sintonizarte y desconectarte» – y no te gustó. ¿Puedes alguna vez apagar, desconectar y volver a conectar del todo?

Según una nueva revisión de estudios publicada en línea en la revista Neuroscience & Biobehavioral Reviews, la respuesta podría ser no, amigo. Los investigadores descubrieron que los individuos que tomaban incluso una sola dosis de drogas psicodélicas como el LSD, las setas «mágicas» y la ayahuasca podían experimentar cambios de personalidad sostenidos que duraban varias semanas, meses o incluso años, pero a menudo estos cambios eran para mejor.

En el nuevo meta-análisis, investigadores de España y Brasil examinaron los resultados de 18 estudios anteriores, publicados entre 1985 y 2016, que relacionaban el consumo de drogas psicodélicas y los cambios de personalidad. Los investigadores se centraron en los trabajos que analizaban específicamente las drogas serotoninérgicas, es decir, las que tienen estructuras similares a las del neurotransmisor serotonina, que ayuda a regular el estado de ánimo, el apetito y otras funciones diversas. Estas sustancias se unen a los receptores de serotonina (conocidos como receptores 5-HT), aumentando la actividad en las partes visuales del cerebro, provocando alucinaciones parecidas a las de los sueños y, para algunos consumidores, induciendo una sensación de trascendencia.

Las drogas estudiadas en el nuevo meta-análisis incluían principalmente el LSD (o dietilamida del ácido lisérgico), la psilocibina (un compuesto psicodélico que se encuentra de forma natural en cientos de especies de setas «mágicas») y la ayahuasca (un té psicodélico elaborado a partir de plantas cultivadas en el Amazonas, que se consume tradicionalmente con fines rituales o religiosos).

Múltiples estudios sobre los tres tipos de drogas descubrieron varios cambios de personalidad a largo plazo (quizás permanentes) en los individuos a los que se les administraron drogas psicodélicas en comparación con los que no lo hicieron. En particular, los individuos que tomaron pequeñas dosis de drogas psicodélicas en un entorno clínico obtuvieron puntuaciones más altas en un rasgo de la personalidad llamado apertura – el término psicológico que se refiere a la apreciación de nuevas experiencias – después de su viaje de drogas que los no usuarios. En algunos estudios, estos cambios de personalidad produjeron efectos terapéuticos y antidepresivos, y duraron un año o más. (La investigación de los estudios incluidos se llevó a cabo en Estados Unidos, Reino Unido, España, Brasil y Alemania.)

«Este tipo de investigación puede ofrecer nuevas pruebas a la clásica discusión sobre si la personalidad es o no un rasgo psicológico constante y estable», escribieron los investigadores.

La cuestión de si el consumo de drogas psicodélicas puede provocar cambios en la personalidad a largo plazo se ha estudiado al menos desde la década de 1950, cuando el gobierno de Estados Unidos probó de forma famosa (y a veces ilegal) el potencial del LSD para el control de la mente humana. La investigación que relaciona la personalidad y el consumo de drogas aumentó drásticamente a mediados de la década de 1980, escribieron los autores en la nueva revisión, y las metodologías de toma de pruebas de personalidad se hicieron más precisas. (Por ello, los autores centraron su búsqueda en los estudios publicados después de 1985.)

Se necesitan más investigaciones con muestras de mayor tamaño antes de sacar conclusiones definitivas sobre las drogas y la personalidad, escribieron los investigadores. Dado que la mayoría de las sustancias analizadas siguen siendo ilegales en Estados Unidos, es probable que falten muchos años para ese análisis.

Publicado originalmente en Live Science.

Noticias recientes

{{ articleName }}

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.