Articles

Por qué se considera que vivir juntos antes del matrimonio es vivir en pecado?

Pregunta: «¿Por qué se considera que vivir juntos antes del matrimonio es vivir en pecado?»
Respuesta: Esta pregunta podría responderse mucho más fácilmente si la Biblia hiciera una proclamación clara como «vivir juntos antes del matrimonio o fuera del matrimonio es vivir en pecado.» Como la Biblia no hace tal declaración definitiva, muchos (incluyendo algunos que profesan ser cristianos) afirman que vivir juntos fuera del matrimonio no es vivir en pecado. Tal vez la razón por la que la Biblia no hace una declaración clara es que, en los tiempos bíblicos, el arreglo de personas no casadas que vivían como marido y mujer era relativamente raro, especialmente entre los judíos y los cristianos. Para los propósitos de este artículo, cuando nos referimos a vivir juntos, nos referimos a vivir juntos en el sentido de vivir como marido y mujer, incluyendo las relaciones sexuales, sin estar casados. No nos referimos a que un hombre y una mujer vivan en la misma casa sin tener relaciones sexuales.

Si bien la Biblia no hace una declaración explícita sobre la convivencia en pecado, eso no quiere decir que la Biblia guarde completo silencio sobre este tema. Más bien, tenemos que juntar varias Escrituras y extraer de ellas el principio de que cualquier sexualidad fuera del matrimonio de un hombre y una mujer es pecado. Hay numerosas Escrituras que declaran la prohibición de Dios de la inmoralidad sexual (Hechos 15:20; 1 Corintios 5:1; 6:13, 18; 10:8; 2 Corintios 12:21; Gálatas 5:19; Efesios 5:3; Colosenses 3:5; 1 Tesalonicenses 4:3; Judas 7). La palabra griega traducida como «inmoralidad sexual» o «fornicación» en estos versículos es porneia, y significa literalmente «lujuria ilícita». Dado que la única forma de sexualidad lícita es el matrimonio de un hombre y una mujer (Génesis 2:24; Mateo 19:5), entonces cualquier cosa fuera del matrimonio, ya sea adulterio, sexo prematrimonial, homosexualidad o cualquier otra cosa, es ilícita, en otras palabras, pecado. Vivir juntos antes del matrimonio definitivamente cae en la categoría de fornicación-pecado sexual.
Hebreos 13:4 describe el estado honorable del matrimonio: «El matrimonio debe ser honrado por todos, y el lecho matrimonial debe mantenerse puro, porque Dios juzgará al adúltero y a todos los inmorales sexuales». Este versículo establece una clara distinción entre lo que es puro y honorable -el matrimonio- y lo que es sexualmente inmoral -cualquier cosa fuera del matrimonio-. Como la convivencia fuera del matrimonio entra en esta categoría, es pecado. Cualquiera que conviva fuera del matrimonio legal invita al desagrado y al juicio de Dios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.