Articles

JustLuxe

ByAngela Jul. 23rd, 2013

  • 236CENIZAS

Pocas cosas se comparan con el calor y el brillo de un fuego de leña. Pero cuando las llamas se apagan, ¿qué se hace con las cenizas que quedan? La madre naturaleza lo tiene todo pensado. Desde desatascar los desagües atascados hasta blanquear la ropa, aquí tienes 11 formas de reutilizar la ceniza de la chimenea que son respetuosas con el medio ambiente.

1. Ceniza de madera para desatascar los desagües

Antes de que la lejía producida comercialmente estuviera disponible, durante siglos el jabón se hacía con lejía casera producida por los productos químicos liberados por la ceniza de madera húmeda. Antiguamente, la lejía casera se mezclaba con grasa y manteca de cerdo para hacer jabón. Hoy en día, la lejía se sigue utilizando en muchos tipos de limpiadores, ¡incluso en los limpiadores de desagües!

Así que, la próxima vez que sus desagües funcionen mal, pruebe este truco de limpieza de desagües casero con restos de ceniza de madera. La lejía que se desprende de la ceniza se unirá a todas esas grasas y aceites atascados en las tuberías… y ¡zas! — Para utilizar las cenizas de madera para limpiar los desagües, siga estos sencillos pasos:

  1. Deje que las cenizas de la chimenea o del calentador de leña se enfríen por completo.
  2. Retire las cenizas grises o blancas más finas en un recipiente de metal, evitando que se acumulen. Asegúrese de que las cenizas no se hayan mojado nunca.
  3. Vierta 1 taza de ceniza en polvo en el desagüe obstruido, seguida de 1 taza de agua de lluvia calentada (la lluvia es «agua blanda» que no contiene productos químicos adicionales que puedan interferir en la producción de lejía).
  4. Deje que la mezcla repose durante 2 ó 3 horas para que la lejía se mezcle con los residuos aceitosos, la grasa y el aceite de los desagües. Después, enjuague el desagüe con agua y reanude su uso normal.

Nota: Cuando utilice este método de bricolaje para desatascar los desagües, no lo combine con otros productos químicos o ácidos. Tenga cuidado cuando trabaje con los desagües y el agua caliente. Use guantes y enjuague cualquier residuo de ceniza de madera.

Fuente: ThriftyFun

2. Pulidor de plata y limpiador de metales preciosos

La plata puede ser una preciada herencia familiar, pero mantenerla con un aspecto cuidado y nuevo puede ser una tarea. Ya sea una moneda de plata maciza, una pieza de joyería bañada en plata o el servicio de té de plata de ley de su madre, cualquier artículo hecho de plata se empaña con el tiempo y empieza a tener un aspecto apagado. ¿Qué ayuda a recuperar el brillo? La ceniza de madera, un abrillantador de plata tradicional que se utilizaba en todo el mundo antes de que aparecieran los quitamanchas fabricados con productos químicos agresivos. Hacer un pulido con ceniza de madera es rápido y fácil:

  1. Mezcla 4 cucharadas de bicarbonato de sodio, 2 tazas de ceniza de madera en polvo y el agua suficiente para hacer una pasta espesa.
  2. Pasa una esponja o un paño por la pasta y pule la plata deslustrada hasta que brille. La mezcla también es buena para limpiar artículos de acero inoxidable, oro o cromo.

Nota: ¡Usa siempre guantes cuando trabajes con una mezcla de cenizas de madera y agua, y aclara bien todos los artículos después de haber pulido tus metales preciosos!

Fuente: YouTube

3. Enriquecer el compost

La ceniza de madera es rica en potasio — un mineral que les encanta a las plantas. Incluso si usted no tiene mucho de un pulgar verde, es fácil de aprovechar el poder de la ceniza de madera por la aspersión de algunos en la pila de compost de jardín para un poco de alimento extra. Y eso no es todo. Otros compuestos de la ceniza de madera son naturalmente repelentes de babosas y caracoles, por lo que la ceniza es una gran herramienta para mantener tu jardín libre de plagas. Sólo hay que tener en cuenta que las cenizas de madera aumentarán el nivel de alcalinidad del suelo, lo que significa que no debes excederte, y que deberás evitar el uso de compost enriquecido con cenizas de madera alrededor de las plantas ácidas, como las hortensias, las patatas, las azaleas y los tulipanes.

¿Listo para ser ecológico? He aquí cómo:

  1. Para enriquecer el compost con potasio: Añade 1 taza de ceniza de madera en polvo fino por cada 1,5 pies cúbicos de compost/mezcla orgánica para macetas. Las cenizas de maderas duras suelen tener el mayor contenido de potasio.
  2. Prevención de plagas: Esparza las cenizas uniformemente alrededor de los bordes de las hileras del jardín.

Nota: Aclare bien las manos y las herramientas de jardinería después de manipular las cenizas de madera.

Fuente: Bismarck Tribune

4. Bombee tomates

Cultivar sus propios tomates es una alternativa más sabrosa y menos costosa que esas carnosas variedades blancas del súper mercado. Pero para llevar tus bellezas de patio al siguiente nivel, ¡dale la bienvenida a tu mundo a la ceniza de madera! La ceniza de madera contiene ciertos nutrientes esenciales para la producción de tomateras sanas y vigorosas, como el potasio, el fósforo y el magnesio (sí, los mismos ingredientes que se encuentran en muchos fertilizantes para tomates). La ceniza de madera también aumenta el nivel de alcalinidad del suelo. Dado que a los tomates les encanta un pH ligeramente alcalino, ¡se verá recompensado con algunos de los tomates más dulces de la historia!

Para poder bombear sus tomates con las cenizas de madera sobrantes debe:

  1. Asegurarse de que las cenizas de su chimenea o calentador de leña están totalmente enfriadas, y que las ha almacenado en un recipiente metálico. No utilice ninguna ceniza de madera que haya estado previamente expuesta al agua.
  2. Antes de plantar, vierta ¼ de taza de cenizas de madera en el agujero donde plantará los tomates.
  3. Si ya ha plantado los tomates (sin añadir la ceniza primero), espolvoree ¼ de taza de ceniza alrededor de la base de cada planta y trabaje suavemente en el suelo con un rastrillo de jardín.

Nota: Evite utilizar la ceniza de madera alrededor de las plantas amantes de los ácidos, incluyendo las patatas, rododendros, azaleas, tulipanes y enebros. Lávese bien las manos y los utensilios de jardín después de manipular las cenizas.

Fuente: eHow

5. Deshacerse de las cenizas

¿Se ha deshecho de las cenizas otra vez? Si tu mascota -o tú- tiene la desgracia de entrar en contacto con una mofeta, ¡la ceniza de madera está al rescate! El remedio popular tradicional para eliminar el mal olor de la mofeta funciona porque las finas partículas de ceniza absorben el spray de la mofeta de la piel y ayudan a neutralizar su olor. Esta es una receta que me enseñó mi madre y funciona.

Así es como funciona:

  1. Usa sólo cenizas de tu chimenea, estufa de leña o fuego de campamento que se hayan enfriado por completo, o cenizas que se hayan enfriado y guardado en un recipiente de metal.
  2. Use guantes cuando manipule las cenizas.
  3. Frote un puñado de cenizas de madera en la parte afectada del pelaje de su mascota (o en la parte de usted que la mofeta roció). Deje actuar durante unos minutos.
  4. Enjuague bien su piel o el pelaje de su mascota. Seca la piel y repite, si es necesario.

6. Control de algas

Has instalado un pequeño y encantador estanque ornamental en tu patio trasero e incluso lo has llenado de peces koi. Es una escena digna de un artículo en una revista del hogar – hasta que el crecimiento de las algas arruina la imagen. Es habitual que agua caliente + peces + comida equivalgan a algas. Pero sus opciones para deshacerse de la proliferación de algas no se limitan a utilizar alguicidas químicos o a deshacerse de los peces. Ahora hay una tercera opción inteligente en forma de cenizas de madera sobrantes de su chimenea. La ceniza de madera contiene suficiente potasio para fortalecer otras plantas acuáticas que viven en su fuente de agua y puede competir con éxito con las algas al ralentizar su crecimiento y, por lo tanto, mantenerlas bajo control.

Cómo utilizarlo:

  • Espolvoree aproximadamente una cucharada de cenizas de madera por cada 1.000 galones de agua.

¡Fácil!

Fuente: Bismarck Tribune

7. Ceniza como agente blanqueador o detergente para la ropa

¿Busca una forma orgánica y totalmente natural de blanquear su ropa? ¡Pruebe la ceniza de madera! Cuando la ceniza de madera se mezcla con agua, produce un «agua de lejía» que puede mezclarse con grasas para crear una sustancia jabonosa, o utilizarse sola como blanqueador. Incluso sabemos que en la Edad Media se descubrió que la ceniza de madera de los manzanos y los perales es la que produce la mayor acción blanqueadora. La gente de entonces incluso ideó una forma de filtrar y purificar el agua de la lejía dejando que las cenizas húmedas gotearan a través de una pajita y en un cubo. Bastante inteligente!

Así es como se consigue que la ropa quede más brillante:

  1. Utiliza sólo la ceniza gris o blanca más fina que quede en tu chimenea o calentador de leña; si es necesario, pasa las cenizas por un tamiz metálico para eliminar los trozos grandes de carbón.
  2. Vierte las cenizas en un barril o cubo y llénalo con agua de lluvia calentada/muy caliente. El agua de lluvia es «agua blanda» sin minerales añadidos que puedan alterar el proceso de elaboración de la lejía. Utiliza una proporción de una parte de cenizas de madera por 4 partes de agua de lluvia.
  3. Revuelve las cenizas y el agua para que se mezclen y luego deja que la ceniza se deposite en el fondo.
  4. Lo que parece agua clara después de que la ceniza se haya depositado es en realidad el agua de lejía de ceniza de madera. Para utilizarla como agente blanqueador, añada aproximadamente una taza por carga de lavado. Utilice agua de lavado caliente para acentuar la acción blanqueadora de la lejía.

Nota de seguridad: Utilice guantes cuando manipule la ceniza de madera o su ropa después de utilizar el agua de lejía y asegúrese de aclarar bien la ropa antes de colgarla para que se seque.

Fuente: Dominic Anfiteatro y Permaculture Research Institute

8. Limpie las puertas de la chimenea

Puede que no haga ventanas, ¡pero la ceniza de la chimenea sobrante sí! Si tienes una chimenea con puertas de cristal, no necesitas buscar muy lejos el limpiador perfecto. Una esponja húmeda sumergida en ceniza en polvo puede fregar los residuos de hollín y dejar su chimenea con un aspecto brillante y limpio.

Fuente: FireplaceMall

9. Un baño de polvo para los pollos

Si tienes pollos, entonces ya sabes lo importante que es un baño de polvo para ellos. Si no lo sabes, aquí tienes la primicia: los baños de polvo son esenciales para la buena salud de las gallinas; es la forma en que eliminan los piojos, los parásitos, las escamas y la suciedad de su piel. ¿Pueden las cenizas de la chimenea o del calentador de leña formar parte del «polvo» del baño de polvo de las gallinas? Por supuesto!

Hay dos opciones para incorporar las cenizas de madera a un baño de polvo:

  1. Puede hacer un polvo que contenga tierra de diatomeas, arena y ceniza de chimenea (1 parte de cada una si opta por la mezcla de polvo), o
  2. Si quiere que sea sencillo, ¡sólo tiene que utilizar la buena ceniza de madera de la chimenea, mezclada con tierra suelta y arena!

Cualquiera de los dos funcionará bien; ¡ambos son baratos y eficaces para mantener a sus pájaros sanos y libres de ácaros! Una vez mezclado, vierta la mezcla en el espacio que ha creado para que sus pollos se den un baño de polvo.

Nota: Lávese bien las manos después de manipular las cenizas; evite respirar la mezcla del baño de polvo al verterla.

Fuente: Grit.com/Ogden Publications, Inc

10. Derretir el hielo

Seguro, la sal de roca es una solución rápida para derretir el hielo en las calzadas, caminos y carreteras durante el invierno. Pero a largo plazo, la sal de roca puede ser más un problema que una solución.

Millones de toneladas de sal de roca se vierten en las carreteras cada año en todo el país, y todo este exceso de sal puede acumularse en el suelo con el tiempo. A su vez, la sal de roca daña -y puede matar- a las plantas porque les impide absorber la humedad y los nutrientes necesarios. Las patas de nuestras mascotas son sensibles a las sales, lo que puede causarles irritación. El exceso de sal gema incluso pone en peligro a los peces y a otros animales salvajes cuando la escorrentía contaminada con sal entra en las vías fluviales desde los desagües pluviales y otras fuentes.

¿Una buena noticia? La ceniza de madera producida por el fuego que encendió en su chimenea para mantenerse calentito en una tarde de invierno puede utilizarse en el exterior como una alternativa natural a la aplicación de sal gema en superficies resbaladizas.

¿Cómo funciona? Cuando la madera se convierte en ceniza durante el proceso de combustión, parte de ella se convierte en sales. Las sales de ceniza de madera, afortunadamente, no conllevan los mismos riesgos medioambientales que la sal gema. Basta con espolvorear un poco de ceniza de madera sobre la nieve o el hielo, ver cómo se derrite y tener la seguridad de que el suelo o el hormigón que hay debajo no sufre ningún daño.

Nota: Si quieres tener un poco de ceniza de madera seca a mano para la próxima tormenta, asegúrate de guardar las cenizas en un recipiente metálico con tapa.

Fuente: Sustainablog.org y eHow

11. Jabón pionero DIY

¿Estás tratando de ahorrar una tonelada de dinero – o simplemente quieres hacer tu parte para salvar la tierra mediante la reutilización de hasta el último sobrante posible? Entonces recoge esas cenizas de madera y prepárate para hacer jabón como lo hacían los pioneros.

Lo que necesitas:

  • 1 taza de ceniza de madera en polvo fino
  • 5 tazas de agua de lluvia o agua «blanda»
  • Suficiente grasa para obtener 1 taza de grasa (aproximadamente una libra)
  • 2 cucharadas de sal
  • Caja de madera de aproximadamente 2 «x3 «x6»
  • Papel encerado
  • Ollas de acero inoxidable y cuchara de inmersión de largomango largo

La receta básica:

  1. En una olla de acero inoxidable, hervir 1 taza de ceniza de madera en polvo en 5 tazas de agua de lluvia. No utilices ollas y sartenes de aluminio porque la lejía las atravesará.
  2. Cuando las cenizas se asienten en el fondo de la olla, retira la lejía líquida de la parte superior y transfiérela a una nueva olla.
  3. Hierve el líquido para concentrar aún más la lejía. ¿El truco de los pioneros? Sabes que está listo cuando un huevo puede flotar en la parte superior.
  4. Para la grasa: Reúna una libra de grasa de carne, restos de manteca de cerdo para cocinar y aceite vegetal en una olla y caliéntelo hasta que la grasa sólida se haya rendido (se convierta en grasa líquida/grasa). Esto debería producir aproximadamente una taza de grasa. Si es necesario, siga añadiendo grasa hasta llegar a una taza. El sebo es especialmente útil para el rendering.
  5. Mientras la grasa está todavía caliente, añádala a la lejía hirviendo. Remover hasta que alcance la consistencia de una papilla espesa de harina de maíz. Apagar el fuego.
  6. Incorporar 2 cucharadas de sal para ayudar a que la mezcla se endurezca mientras se enfría.
  7. Mientras el jabón aún está líquido, verterlo en la caja de madera forrada con papel encerado.
  8. Después de que el jabón se enfríe, sacarlo del molde. ¡Voilà! Usted tiene jabón firme perfecto para usted cada necesidad. .

Cuando te vuelvas más y más experto en esta receta, es posible que quieras añadir aceite esencial o hierbas picadas en el paso 6 para dar al jabón un aroma estupendo. Quién sabe, tal vez pueda iniciar su propio negocio de fabricación de jabón con muy pocos gastos, gracias a lo que sobra en su chimenea!

Nota: Asegúrese de enjuagarse bien después de manipular las cenizas y la lejía hecha con ellas. Utilice guantes y gafas de protección durante todo el proceso de elaboración del jabón. Evite las salpicaduras de lejía líquida sobre la piel o cerca de los ojos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.