Articles

El hipo puede indicar un cáncer de esófago subyacente

Por Roxanne Khamsi

El hipo persistente, junto con la pérdida de peso y la dificultad para tragar, podría indicar un cáncer de esófago subyacente, según sugiere un pequeño estudio.

En el estudio de 99 pacientes con cáncer de esófago -el conducto que va de la boca al estómago- el 27% dijo haber experimentado ataques de hipo persistentes. Pero las razones por las que el hipo persistente podría ser un indicio de este tipo de cáncer siguen sin estar claras, afirma Thomas Walsh, del Hospital James Connolly Memorial de Dublín (Irlanda), que dirigió la investigación.

El cáncer de esófago tiene una tasa de supervivencia muy baja. De las personas a las que se les diagnostica la enfermedad, sólo el 16% en Estados Unidos y el 10% en Europa sobreviven al menos cinco años. El consumo de alcohol y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad, al igual que el reflujo gástrico, una afección en la que el contenido ácido del estómago suele retroceder hacia el esófago.

El hipo persistente -con episodios que duran más de 48 horas- es un síntoma de cáncer de esófago no reconocido hasta ahora que justifica una mayor investigación, afirma Walsh, que presentó sus hallazgos en una reunión en Dublín del Real Colegio de Cirujanos de Irlanda.

Publicidad

Conexión nerviosa

Entre los pacientes encuestados por su equipo, el 6% declaró que fue su hipo persistente lo que les obligó inicialmente a consultar a un médico. Otro 9% declaró que era el síntoma predominante de su enfermedad.

Si bien una cuarta parte de los pacientes declaró tener hipo, otros síntomas eran más comunes: el 68% había experimentado pérdida de peso y el 82% tenía dificultad para tragar. El letargo era otro síntoma común.

El hipo suele estar causado por un espasmo involuntario del diafragma, el fino músculo que separa los pulmones del abdomen. Walsh especula que el hipo en los pacientes con cáncer de esófago podría estar relacionado de algún modo con el nervio frénico, un nervio motor que controla el diafragma.

Según estimaciones de la Sociedad Americana del Cáncer, en 2006 se diagnosticarán unos 15.000 nuevos casos de cáncer de esófago en Estados Unidos. La enfermedad es entre 3 y 4 veces más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.