Articles

Discapacidad intelectual y trastorno del espectro autista (TEA)

La discapacidad intelectual (antes conocida como retraso mental) se caracteriza por un funcionamiento intelectual y un comportamiento adaptativo limitados. La primera está determinada por la capacidad mental, el razonamiento y el aprendizaje. Las pruebas de inteligencia estandarizadas, siendo el Coeficiente Intelectual (CI) el más conocido, son métodos para determinar el funcionamiento intelectual de una persona.

Comportamiento adaptativo es un término general para las habilidades cotidianas que uno aprende mientras crece. Incluye habilidades prácticas, conceptuales y sociales.

Habilidades prácticas: Se trata de habilidades cotidianas relacionadas con el cuidado personal, la organización, la gestión del dinero, la navegación por el transporte y los viajes, y el uso de tecnologías comunes como el teléfono y el ordenador.

Habilidades conceptuales: Son habilidades que podríamos clasificar como habilidades educativas. Incluyen la lectura, la escritura, el razonamiento, los números y las matemáticas, el lenguaje y la memoria.

Habilidades sociales: Estas habilidades están relacionadas con la comunicación, los sentimientos de empatía y las relaciones (tanto de amistad como personales).

Los niños con discapacidad intelectual no siempre marcan todas las casillas de comportamiento adaptativo. Algunos niños con discapacidad intelectual pueden tener un fuerte conjunto de habilidades prácticas y un débil conjunto de habilidades sociales. Por ejemplo, un niño puede no tener dificultades para utilizar el teléfono o el ordenador, pero puede ser incapaz de formar y mantener amistades.

Relación entre la discapacidad intelectual y el TEA

En 2008, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) realizó un estudio en el que se examinaba la relación entre la discapacidad intelectual y el TEA. Llegaron a la conclusión de que alrededor del 38% de los niños con TEA también tenían una discapacidad intelectual. Los investigadores siguen tratando de establecer si existe un vínculo genético entre ambos. Últimamente los investigadores han encontrado diferentes genes asociados a estas dos formaciones.

Debido a que las discapacidades intelectuales tienen una incidencia tan alta en los niños con TEA, es importante determinar pronto si su hijo tiene o no una discapacidad intelectual. Si sospecha que su hijo con TEA puede tener también una discapacidad intelectual, el primer paso será que lo examine un pediatra para descartar cualquier problema físico, como la pérdida de audición o la discapacidad visual, que a menudo pueden causar síntomas similares. Después, un psiquiatra infantil o un psicólogo escolar realizará uno o varios tests de inteligencia estándar. Un coeficiente intelectual de 70 o menos indica discapacidad intelectual. Aunque un coeficiente intelectual bajo es motivo de preocupación, también es posible que el niño con TEA simplemente no haya aprendido aún las habilidades que se evalúan. Por este motivo, las pruebas repetidas a lo largo de los años confirmarán o refutarán un diagnóstico de discapacidad intelectual.

No todos los niños con TEA y discapacidad intelectual tendrán los mismos síntomas o nivel de funcionamiento. Dado que las conductas adaptativas abarcan numerosos conjuntos de habilidades, las discapacidades intelectuales pueden ser leves, moderadas o graves, dependiendo de cuántas conductas adaptativas estén afectadas y del grado en que lo estén. Además, el plan de tratamiento del TEA puede solaparse con el de la discapacidad intelectual, lo que significa que la educación especial o las tecnologías de apoyo ya existentes son apropiadas para ambas partes. Los niños pequeños, especialmente, se benefician de la intervención temprana, que incluye terapias del habla-lenguaje, del comportamiento, físicas y ocupacionales.

Un diagnóstico de TEA y de discapacidad intelectual no significa que su hijo vaya a quedarse atrás con respecto a sus compañeros o que nunca vaya a desarrollar habilidades para la vida. Por el contrario, con el apoyo adecuado, muchos de estos niños son capaces de alcanzar los hitos de la vida y ser independientes.

Fuentes:

  • carautismroadmap.org: https://www.carautismroadmap.org/intellectual-disability-and-asd/»carautismroadmap.org «
  • asatonline.org: https://www.asatonline.org/research-treatment/clinical-corner/relationship-autism-and-intellectual-disability/ «asatonline.org»-Srivastava, A. K., & Schwartz, C. E. (2014). Discapacidad intelectual y trastornos del espectro autista: genes causales y mecanismos moleculares. Neuroscience & Biobehavioral Reviews, 46, 161-174.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.