Articles

Cuándo tienen cosquillas los bebés?

¿Cuándo tienen cosquillas los bebés? Esta es una pregunta que la mayoría de los padres primerizos tienen en mente a la hora de vincularse con sus bebés. Además, a todos los padres les gusta ver a su bebé reír o sonreír. Para ello, es posible que hayas intentado hacerle cosquillas a tu bebé unas cuantas veces. Sin embargo, es posible que tu bebé no haya respondido como esperabas. Descubrámoslo en este artículo.

¿Cómo perciben los bebés las cosquillas?

Cuando los bebés nacen, no son capaces de percibir inmediatamente las cosquillas. Además, los bebés todavía están aprendiendo sobre su cuerpo y apenas empiezan a asociarlo con diversas sensaciones. Al principio, los bebés no serán capaces de relacionar las sensaciones táctiles de la persona que intenta hacerles cosquillas. Por lo tanto, es posible que no respondan como si les hicieran cosquillas. Sin embargo, después de varios meses y de que el mapa corporal se haya grabado en la mente del bebé, éste podrá percibir una sensación de cosquillas y relacionarla con la persona que le toca.

¿Cuándo se vuelven los bebés cosquilleros?

Los bebés suelen volverse cosquilleros alrededor de los 6 meses de edad. Durante este tiempo, su percepción del tacto se ha desarrollado completamente y pueden sentir una sensación de cosquillas. Además, los bebés de 6 meses o más pueden reconocer ya a la persona que intenta hacerles cosquillas.

Los bebés pueden haber reconocido ya las partes de su cuerpo y pueden saber ya cuándo se les toca. Sin embargo, es posible que la sensación de cosquillas sólo se sienta en determinadas zonas. Además, los bebés pueden sentir cosquillas en la misma zona hasta que son niños pequeños o mayores. Cuando los bebés sienten cosquillas también son capaces de reconocer a las personas y las caras, por lo que saben quién les hace cosquillas en ese momento y pueden responder de forma diferente si un extraño hace lo mismo.

Los gemelos y los múltiples pueden no empezar a sentir cosquillas al mismo tiempo. Sin embargo, se trata de un hito del desarrollo que los bebés pueden experimentar en diferentes etapas de su vida. En el caso de los gemelos y los múltiples, uno puede empezar a percibir las cosquillas antes que el otro. Sin embargo, sigue siendo normal y no significa que el otro esté retrasado en cuanto a su desarrollo físico.

¿Las cosquillas son perjudiciales para el bebé?

Las cosquillas pueden ser perjudiciales para el bebé si se hacen durante mucho tiempo y éste no es capaz de manejarlas bien. Además, los bebés empiezan a tener cosquillas incluso antes de ser capaces de hablar, por lo que es posible que no sean capaces de decirle cuándo debe parar. Las cosquillas suelen ser seguras si se hacen con moderación, ya que permiten al bebé aprender también sobre su cuerpo.

Las cosquillas suelen considerarse seguras. Sin embargo, hay veces que los bebés pueden encontrar problemas durante los momentos de cosquillas. Los bebés pueden tener dificultades para eructar después de comer si se les hace demasiadas cosquillas. Además, si se les hace cosquillas poco después de comer, los bebés pueden regurgitar su comida y pueden causar molestias.

Si su bebé tiene gases, las cosquillas pueden empeorar la situación. Esto se debe a que las cosquillas pueden hacer que el bebé ingiera aire al reírse demasiado. Además, los bebés no suelen ser capaces de avisar cuando ya no pueden aguantar más y pueden acabar teniendo dificultades para respirar al ingerir aire.

¿Son las cosquillas beneficiosas para tu bebé?

Las cosquillas cuando se hacen con moderación pueden ser beneficiosas para tu bebé. Además, esta es la forma en que su bebé puede aprender sobre su mapa corporal. Además, esto estimula los sentidos para una respuesta táctil que es esencial en el desarrollo de su bebé. Esto es muy importante, especialmente para las manos y los pies, ya que su bebé necesita desarrollar sensaciones fuertes y la coordinación de estas partes del cuerpo para prepararse para tareas más avanzadas más adelante en la vida.

Las cosquillas son beneficiosas para el cerebro de su bebé, ya que estimulan la cognición para conectar la sensación con una persona. Esto puede aportar información al cerebro de tu bebé para ayudar a su desarrollo. La conexión de la mente y la percepción sensorial puede ayudar mucho a tu bebé cuando empieza a ponerse de pie o a caminar. El cerebro de tu bebé está siempre en desarrollo y la estimulación táctil puede ayudar a que el cerebro de tu bebé se desarrolle bien.

Las cosquillas son generalmente beneficiosas para tu bebé mientras aprende sobre su cuerpo. Es una de las formas de ayudar a tu bebé a formar un mapa corporal y a desarrollar la coordinación. Además, las cosquillas hacen que el bebé se ría o sonría, lo que provoca la liberación de neurotransmisores en el cerebro que se atribuyen a la felicidad.

¿Cómo hacer cosquillas a tu bebé de forma segura?

Como padres, probablemente os encanta oír las risitas de vuestro bebé cuando empieza a sentir cosquillas. Sin embargo, aunque las cosquillas tienen algunos beneficios para tu bebé, también pueden tener algunos efectos negativos si se hacen en exceso. La clave está en identificar las señales que indican que tu bebé está harto de las cosquillas. A continuación se indican algunas formas de hacer cosquillas a tu bebé de forma segura:

  • Hazle cosquillas con algunos intervalos
  • No hagas cosquillas a tu bebé de forma excesiva sin descanso. Tu bebé puede parecer feliz, pero puede que ya tenga dificultades para respirar y no pueda decirte que pares.
  • No haga cosquillas a su bebé poco después de alimentarlo
  • Asegúrese de que su bebé ya ha eructado antes de intentar hacerle cosquillas
  • Hable a su bebé mientras le hace cosquillas para fomentar las habilidades lingüísticas
  • Atribuya las cosquillas con otros momentos de juego
  • No haga cosquillas a su bebé cuando ya tenga gases
  • No haga cosquillas a su bebé cuando ya tenga dificultades para respirar

Conclusión

¿Cuándo empiezan los bebés a tener cosquillas? Los bebés suelen empezar a sentir cosquillas alrededor de los 6 meses de edad. Sin embargo, las cosquillas pueden ser tanto perjudiciales como beneficiosas para el bebé, por lo que es importante entender las señales que muestra el bebé cuando necesita descansar de las cosquillas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.