Articles

Cómo reconocer a un perro moribundo en los momentos finales

Hay una sutil diferencia en el comportamiento de un perro cuando ya ha pasado el punto de lucha por superar una enfermedad o lesión y está a punto de morir. Aprender lo que le sucede al cuerpo de un perro cuando muere y cómo saber cuándo han llegado esos momentos finales puede ayudarle a prepararse y a proporcionarle a su perro amor, comodidad y dignidad mientras deja esta tierra.

Qué sucede cuando un perro muere de forma natural

En algunos casos, un perro envejecido o enfermo muere de forma bastante repentina y no hay tiempo para darse cuenta de que está sucediendo. En otros casos, la muerte viene lentamente con algunos signos que son obvios si usted entiende lo que debe buscar. ¿Cuánto tarda un perro en morir de forma natural? No hay un marco de tiempo establecido; la situación de cada perro es única. De acuerdo con Leesville Animal Hospital esto puede incluir los siguientes signos:

  • El perro deja de comer y beber – Sus órganos están cerrando, por lo que no hay sensación de hambre o sed.
  • Vómitos y ataques de diarrea a medida que el sistema digestivo se apaga.
  • Orinar sin previo aviso – puede ser con sangre.
  • Pérdida de conciencia – Hasta este punto, un perro puede dormir mucho con breves períodos de despertar. Cuando se está muriendo activamente, puede perder la conciencia por completo unos minutos o tal vez unas horas antes de que se produzca la muerte.
  • La respiración se hace más lenta – La pausa entre las respiraciones se hace progresivamente más larga. Cerca del final, las respiraciones pueden incluso separarse minutos después de que el perro pierda la conciencia.
  • Los latidos del corazón se ralentizan – El ritmo cardíaco se vuelve cada vez más lento a medida que el músculo pierde la capacidad de funcionar.
  • Espasmos y sacudidas musculares – Los reflejos y la sensación de dolor disminuirán
  • La piel estará seca y pálida debido a la deshidratación

«Después de leer esto, ahora sé por qué actuaba como lo hacía. Sabía que se iba a ir pronto. Me ha ayudado a entender mejor sus últimos días. Sólo se fue a dormir. Yo la vigilaba de cerca. En un momento me di cuenta de que estaba completamente quieta. Puse mi mano sobre ella y estaba temblando. La levanté y la sostuve en mis brazos. A los pocos segundos se quedó quieta. Murió en mis brazos». — Comentario de un lector de octubre

Proceso de muerte del perro y el momento de la muerte

Cuando la lucha ha terminado y el perro muere:

  • Exhalará su último aliento. Su cuerpo en realidad parecerá desinflarse ligeramente mientras los pulmones se vacían.
  • Su cuerpo quedará completamente inerte.
  • Si todavía está abierto, sus ojos tendrán la mirada perdida.
  • Su corazón deja de latir por completo.
  • Cuando toda la tensión abandona sus músculos, es posible que suelte orina o defeque, ya que los músculos que controlan estas funciones corporales se relajan por completo.
  • Después de unos 30 minutos de absolutamente ningún signo de vida, usted puede estar seguro de que el perro ha fallecido.

«Lo tomé en mis brazos, me acosté con él en su cama y le dije que estaba bien, que se relajara, que siempre estaría con él. Sus respiraciones se hicieron más profundas y espaciadas, poco a poco se fue soltando, sentí que se relajaba completamente en mis brazos. Se fue en paz, rodeado de mi amor». — Comentario de un lector de Leah

Programa de cuidados paliativos para mascotas al final de la vida

Si su mascota tiene problemas de salud importantes, como cáncer, insuficiencia renal, otra enfermedad terminal o un problema médico debilitante, el veterinario puede hablarle de un programa de cuidados paliativos para mascotas al final de la vida. El programa de cuidados paliativos para mascotas al final de la vida es un término que designa un plan de cuidados personalizados para mantener cómoda a una mascota moribunda. El veterinario examinará a su perro, le hará pruebas y elaborará un plan de cuidados a domicilio basado en las necesidades de su mascota. El plan puede incluir una alimentación especial, como dietas líquidas, medicamentos para el control del dolor y visitas veterinarias programadas para preservar la calidad de vida y la dignidad de su mascota enferma.

No tiene que pasar por esto solo

Un plan de cuidados paliativos no sólo proporciona a un perro la mayor comodidad posible, sino que también ayuda a un propietario. Saber que un perro muy querido va a morir puede ser extremadamente estresante, y puede ser duro tratar de tomar decisiones racionales sobre lo que es mejor para su mascota. Disponer de un plan de cuidados paliativos y de un veterinario en el que apoyarse para que le aconseje le guiará hasta el final. Piense en ello como parte de su programa de apoyo durante un momento muy difícil.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.